viernes, 15 de mayo de 2009

Restos de poda del olivar (II)

Coincidí como ponente en unas jornadas sobre energías renovables con D. Juan Lobo, de la Sociedad Andaluza de Valorización de la Biomasa (SAVB), constituida en 2006 con capital público y privado, y participada por las Consejerías de Innovación, Ciencia y Empresa, Agricultura y Pesca y Medio Ambiente (a través de la Agencia Andaluza de la Energía, el IFAPA, DAP y EGMASA), junto al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y seis empresas privadas.

D. Juan Lobo es experto en logística de la biomasa, y me comentó de primera mano la actualidad de este sector. Entre otras actividades, su empresa trabaja en la recogida de restos de poda del olivar para su valorización energética. SAVB cuenta con varias máquinas especializadas (algunas desarrolladas en Andalucía) para el triturado in situ y recogida de los restos de poda del olivar. La empresa está llegando a acuerdos con empresas de servicios (o cooperativas) para cederles, en régimen de alquiler, la maquinaria para realizar los trabajos de recogida de la poda. Comenta que este es el caso de la empresa Bioterm Agroforestal, en Villa del Rio, que se dedica a la fabricación de pellets.

Uno de los destinos de los restos de poda pueden ser las centrales termoeléctricas de biomasa o algunas centrales térmicas de carbón que tienen que reducir sus cuotas de emisiones de CO2. En estos destinos la biomasa se paga entre 36 y 42 euros por tonelada, dependiendo del contenido en humedad y cenizas. La retirada de los restos de poda se está haciendo las más de las veces sin pago alguno al olivarero, y se están excluyendo terrenos con pendientes superiores al 10% y fincas con marcos de plantación o configuración de las lindes que dificulte el trabajo de la maquinaria. En cada caso se llegan a acuerdos particulares con el propietario, sobre el hilerado de la poda; y muchas veces el propietario retira leña para uso propio, y se ahorra el trabajo de la quema tradicional. Si el destino es la fabricación de pellets, el producto final puede alcanzar en el mercado, dependiendo de su calidad, precios entre 100 y 120 € por tonelada.
En la siguiente tabla se relacionan las plantas termoeléctricas de biomasa que operan en Andalucía. Buena parte de ellas se han adaptado para utilizar fuentes diversas de biomasa, entre ellas los restos de poda del olivar, y añadimos en otra tabla las que están en construcción (fuente Agencia Andaluza de la Energía, informe de enero de 2008 sobre “Situación de la Biomasa en Andalucía). La planta que se construye en Cañete de las Torres es de pequeña potencia, pero resulta interesante por su proximidad. En cuanto a pellets, en Villa del Rio funciona ya BIOTERM AGROFORESTAL, y en Montoro se proyecta la nueva planta de ENERGÍA ORIENTAL MONTORO S.L. (cuya entrada en funcionamiento estaba prevista para marzo de 2009, según el informe antes citado de la Agencia Andaluza de la Energía).


En lugares donde la proximidad de las plantas de biomasa lo posibilitan, las cooperativas retiran los restos de poda del olivar de sus socios y los valorizan por este método.
En Bujalance, las cooperativas tienen la opción de desempeñar el papel de empresa de servicios para sus socios e incorporar la recogida de los restos de poda para su valorización energética. Esta sería una vía para que los propietarios participen del valor añadido. Acuerdos con la SAVB podrían resolver el problema de la inversión inicial en maquinaria especializada. El resto de la logística puede resolverse por medios propios.

Con unas 10500 ha de olivar y con una cobertura de solo el 50%, podrían recogerse 10500 toneladas anuales de restos de poda, con un valor en planta de biomasa de unos 400000 €, y un valor energético de unas 3.7 kTep térmicas, que, teniendo en cuenta los rendimientos típicos de la generación eléctrica en este tipo de centrales, supondría unas 0.9 kTep eléctricas, la mitad de la electricidad total que se consume en Bujalance en un año.

En palabras de Juan Lobo, “esto no es oro fino”, pues el dinero que se mueve con la biomasa es apenas del orden del 3% de la cantidad que mueve el aceite, pero es una actividad que redunda en el trabajo y en la economía local, y es una cantidad que puede hacerse mayor si se opta por la elaboración de pellets, con medidas de acompañamiento que ayuden a crear un mercado suficiente. A favor tenemos la certeza de la demanda segura de energía, y del valor creciente de la biomasa dentro del mercado de las emisiones de CO2. Así, las emisiones de la biomasa se consideran neutras, y, como hemos comentado, una forma de reducir las cuotas de emisión de las centrales térmicas sin reducir la producción, es incorporar una fracción de biomasa. Actualmente SAVB exporta orujo a Inglaterra e Italia.

Desde el punto de vista energético hemos visto que es una actuación de gran calado si se la compara con otras que, con gran implicación y esfuerzo de las administraciones, persiguen una pequeña cuota de reducción del consumo energético doméstico. Interesa también conocer los incentivos para estas actividades que contempla la Junta de Andalucía, que contempla la producción y/o logística de la biomasa (http://www.agenciaandaluzadelaenergia.es)


Datos de interés:
Empresa: SOCIEDAD ANDALUZA DE VALORIZACIÓN DE LA BIOMASA, S.A.
Parque Científico y Tecnológico Cartuja 93
Isaac Newton, nº 4 5ª SO pasarela 41092 Sevilla
Edificio: Pabellón de Italia
Teléfono: 954467718 Fax: 954467732

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada